Correpasillos para niños

Correpasillos para niños

Portada » Correpasillos para niños

¿Cuáles son los beneficios de los correpasillos en niños?

Regalar un juguete no es fácil, especialmente en el caso de niños que comienzan a caminar. Muchas veces pensamos que vamos a regalar algo repetido, pero hay una opción que siempre resulta un acierto cuando los niños están empezando a caminar: el correpasillos.

En este artículo, te contamos cuáles son los beneficios de este juguete y cómo debería ser el correpasillos más adecuado para que puedas escoger el mejor.

Ventajas de utilizar este juguete en niños

A pesar de que pueda parecer simple, este juguete tiene numerosas posibilidades tanto para el desarrollo del niño como para que este pueda divertirse. Así, se utiliza fundamentalmente por sus ventajas de cara al desarrollo de la psicomotricidad. Los niños que están aprendiendo a caminar, necesitan un soporte para mejorar su estabilidad y el correpasillos es idóneo para este propósito. Además, se colocan en él y realizan movimientos de coordinación en las piernas para realizar movimientos hacia delante y hacia detrás.

De forma paralela, están realizando una actividad dinámica que puede considerarse como deporte, ya que les ayuda a ejercitar las piernas. El desarrollo de la musculatura en estas permitirá que en un futuro cojan más gusto por las actividades al aire libre, como los deportes.

Por otro lado, también se trata de un juguete. Eso significa que les ayuda a entretenerse y divertirse en todo momento. Los niños tienen una gran imaginación y este tipo de juguetes simples pueden fomentarla. Al no existir estímulos constantes de sonidos, luces, música o imágenes en movimiento, tienen que ser ellos mismos los encargados de crear historias con su nuevo vehículo.

Por último, destacar también que este juguete es duradero en el tiempo. Una vez que los niños ya no lo necesitan para andar, seguirán jugando con él para realizar carreras, colocar a sus muñecos o crear todo tipo de juegos donde este vehículo sea el protagonista.

¿Cómo debe de ser un correpasillos adecuado?

Las características de este juguete son ideales cuando permiten una posición adecuada de los niños para mejorar los pasos. Además, debería ser seguro para evitar daños. A continuación, se comentan las características básicas:

Material resistente. Optar por un material de calidad como la madera o un plástico resistente evitará roturas y mejorará la estabilidad del niño. Además, podrá ser utilizado por más niños cuando este crezca.

Bordes y esquinas redondeados. Esto es esencial para evitar que el niño se dañe, pero también para que las paredes o muebles del hogar no sufran daños durante el juego.

Altura mínima del asiento de 18 centímetros. El objetivo es que el niño esté en posición erguida y caminando en lugar de sentarse, de ahí la altura mínima.

Estable, para evitar vuelcos. Además de utilizar un material resistente es preciso que la morfología sea la adecuada para que el juguete sea estable a pesar de los movimiento bruscos que pueda realizar el niño.

En definitiva, el correpasillos para los niños que comienzan a caminar es un acierto, pues mejora su capacidad psicomotriz a la vez que le ayuda a divertirse. Por tratarse de un juguete que no tiene electrónica ni estímulos como sonidos o imágenes, también resulta perfecto para desarrollar la imaginación.

Correpasillos para niños